Coches autónomos: ¿Son realmente buenos para el medio ambiente?

Son varios los adelantos que nos han hecho la vida más sencilla , en el ocio podemos destacar la posibilidad de seguir deportes estemos donde estemos y apoyar a nuestros equipos o jugadores favoritos con Pinnacle bono de bienvenida

Y  en  cuanto a facilidad en la movilidad tenemos uno de los más importantes en cuanto a ahorro: el coche autónomo, además siempre ha estado vinculado a nuestra visión futurista del mundo. 

Quedarse atascado en el tráfico es la pesadilla de todos los que habitan en alguna gran ciudad. Poder ir rápidamente de un punto A a un punto B sin tener que estar pendientes de otros vehículos, una fantasía que cada vez está más cerca del común de las personas. Lo mejor es que esté tipo de vehículos, llamados coches autónomos, son la solución para salvar nuestro medio ambiente ¿o no?

¿Qué es un coche autónomo?

Es un vehículo que, gracias a un estudio e implementación de vías específicas, más la configuración de la tecnología disponible en el coche, puede llevar a cualquier persona a un destino rutinario, sin necesidad de un esfuerzo mínimo por parte del pasajero. Es como pensar en entrar a un coche y olvidarte de todo, ya que el viaje será directo hasta tu trabajo, con conducción autónoma del vehículo. 

Se dice que estos vehículos protegen el medio ambiente por varias razones. En primer lugar son vehículos eléctricos, ello implica que no habrá emisión de gases contaminantes por el movimiento de los coches. Solo en este renglón la emisión de gases por los vehículos, que representa más del 10% del daño a nuestra capa de ozono, es un elemento que no jugará en contra del medio ambiente.

El otro elemento tiene que ver con la conducción perfecta que implica su autonomía. Estos coches funcionan con sistemas computarizados trabajando todo el día, evitando de manera constante que ningún vehículo choque con otro, por lo que habría menos accidentes y esto a su vez, implica menos piezas fabricadas y otra vez, menos emisión de gases, esta vez desde las fábricas. 

¿Es la conducción autónoma total una utopía?

Existe un rango de cinco niveles de autonomía para estos vehículos, donde el nivel cinco implica una conducción perfecta, sin intervención humana de ningún tipo. Esto durante mucho tiempo se vendió como algo a punto de ocurrir, pero algunos accidentes con los primeros vehículos a prueba, comprobaron que el factor humano, presente en la programación de estos coches, siempre podría causar accidentes.

Elaine Herzberg fue víctima de uno de estos errores. Un coche “autónomo” de Uber la arrolló y al evaluar el caso, la razón fue tan sencilla como que no se había agregado en la programación, la posibilidad de que alguien cruzara de pronto alejado de los carriles de paso de personas. Este “pequeño” error, que podría multiplicarse a futuro, costó una vida humana.

 Pero el punto más delicado en esta utopía, es pensar que el sustituir los gases emitidos por los coches ya implica una mejora para el medio ambiente. La verdad es que estos vehículos requieren extraer grandes cantidades de minerales, metales y recursos que solo se consiguen en zonas donde mueren niños extrayéndose metros bajo tierra, algunos incluso mueren tapiados en los túneles de minas improvisadas. 

¿Realidad futura? Está lejos de poder plantearse en serio. ¿Fantasía? Para nada, cuando el desarrollo implica estos costos está lejos de ser un sueño dorado. 

También te podría gustar...